Show / Hide menu view Show / Hide user view
Close

10 claves para mejorar tu economía


Mejorar mi economía requiere de administración, y no siempre consiste en dejar de ganar dinero. Por ello, es importante que conozcas los 10 mejores consejos que puedes aplicar para mejorar tu educación financiera y sacarle mayor partido a todo el dinero que puedes recibir.

Cómo mejorar mi economía de forma inteligente

claves para mejorar tu economia

Antes de entrar en materia es importante que tengas claro que para mejorar tu toma de decisiones es fundamental tener una actitud positiva, cambiar las ideas preconcebidas que puedas tener del dinero y empezar a sacar el mayor partido posible de todas las herramientas financieras que puedas tener.

Utilizar un calendario para controlar tus finanzas

Con las nuevas tecnologías es muy fácil tener control de todo. En este sentido, debes analizar todos los puntos de tu vida financiera, especialmente si tienes algún tipo de deuda que debes pagar de forma recurrente. Al igual que anotas tus principales reuniones en el trabajo o algún evento social en tu calendario, con tu economía debes hacer exactamente lo mismo. Establece recordatorios para el pago de deudas con el suficiente tiempo para poder buscar una solución en el caso de no tener liquidez. Con el pago de impuestos haz con exactitud lo mismo, especialmente si eres un trabajador por cuenta propia. Los autónomos tienen que presentar modelos de IVA e IRPF de forma trimestral.  En el caso de que seas trabajador por cuenta ajena, seguramente solo tengas el pago de la Declaración de la Renta entre el mes de abril y junio de cada año. Sin embargo, es importante que anotes las principales citas tributarias para que puedas tenerlas claras en todo momento y disponer de los fondos necesarios para hacer cada uno de los pagos.

Ten clara tu situación económica en todo momento

A través de la creación de este calendario podrás hacer una radiografía de cuál es tu situación económica. Solo deberás hacer la resta entre tus activos y tus pasivos para saber de primera mano tu situación financiera. Anota todos los ingresos de los que dispones mensualmente, y al otro lado todos los gastos que tienes mes a mes. A través de esta operación obtendrás tu ahorro durante cada uno de los meses, y esto te servirá para conocer cuál será aquella parte del año donde realmente vas a tener una mayor necesidad económica. De esta forma, también podrás planificar si vas a llegar a final de mes de forma holgada o debes recortar gastos, o incluso buscar algunas formas de ingreso adicionales.

Conoce tus deudas en profundidad y sus tasas de interés

Por desgracia, muchas personas cuentan con diferentes deudas a las que deben hacer frente al mismo tiempo. Si quieres priorizar el pago de una deuda respecto a otra, empieza siempre por las que tengan un tipo de interés más elevado. También debes tener en cuenta cuáles son las entidades financieras que cuentan con una mayor penalización por retraso en los pagos. En algunos casos, si es la primera vez, te dan un mes de gracia. Por otro lado, mide de forma correcta tu capacidad de endeudamiento. Tener un sobreendeudamiento puede ser realmente negativo y llevarte a la bancarrota. En este sentido, los expertos no recomiendan endeudarte por encima del 40 % de tus ingresos. Así, deberás multiplicar por 0,4 el resultado de la resta entre activos y pasivos. Esta es la cantidad máxima que puedes destinar al pago de deudas.  Por ejemplo, pon por caso que tienes un sueldo de 2000 euros. En esta situación, lo máximo que puedes destinar a la hipoteca de tu casa mensualmente son 800 euros.

Controla tus métodos de pago

Debes tener en cuenta tus hábitos de compra y tu día a día. Hay personas que prefieren pagar con tarjeta de crédito y otras, en cambio, prefieren hacerlo solo con efectivo o débito. Si eres de las personas que tienes controladas las finanzas, pagar con tarjeta de crédito te permitirá aplazar los pagos hasta el día 1 del siguiente mes. Sin embargo, esto puede sacar a la luz tus hábitos de compra compulsivos. En este caso, solo paga con débito para que solo gastes el dinero que ya tienes.

Establece un presupuesto máximo para ocio

Muchas personas tienen el defecto de que no son capaces de priorizar su dinero. Destina únicamente el dinero que puedas permitirte a las actividades de ocio. Pon el foco en las cosas que sí son importantes, como el pago de la escuela de los niños, la hipoteca, el coche o el seguro médico, entre otros. Una vez hayas pagado todo esto, establece un presupuesto para ocio que sea real y que no supere tus posibilidades. De esta forma, evitarás deudas innecesarias.

Tómate el tiempo que necesites para tus finanzas

La educación financiera requiere también que le dediques tiempo cada día. Revisa tu extracto del banco a diario a través de la app o de tu banca online. Dedicar uno o dos minutos al día para saber cuánto dinero tienes y en qué lo has gastado será suficiente.

Establece objetivos de ahorro reales

Muchas veces puedes fantasear con ese viaje que siempre has querido planificar. Para ello, debes establecer objetivos de ahorro que sean cómodos y reales para ti. En caso contrario, puedes generarte frustración a ti mismo y entrar en un bucle que no lleve nada positivo.

Aprende a negociar en todos los ámbitos

El arte de la negociación también puede ser positivo para ti. No solo para conseguir precios más bajos en aquellos establecimientos donde se te permita regatear, sino también para poder negociar un ascenso en tu trabajo o en aumento de salario que te abra las posibilidades en tu día a día financiero.

Ve pagando las deudas poco a poco

Al igual que ocurre con el viaje soñado, las deudas es algo en lo que se debe ir paso a paso. Destina cada mes el dinero que puedas para amortizar tus deudas, y no tengas prisa en solucionarlo. Recuerda que la mayoría de las personas pasan muchos años pagando deudas de una forma cómoda. Con la aplicación de estas 10 recomendaciones podrás mejorar mi economía de forma rápida y sencilla. Recuerda que la educación financiera es fundamental para poder tener una vida equilibrada.