Show / Hide menu view Show / Hide user view
Close

¿Cuánto tarda una transferencia bancaria? ¿Y por qué no siempre son instantáneas?


Las transferencias bancarias constituyen un traspaso de dinero que se puede realizar conociendo tan solo el código IBAN y, dentro de las entidades bancarias, son las operaciones más habituales. Sin embargo, a veces necesitamos saber cuanto tarda una transferencia, debido a que, por ejemplo, es urgente que le llegue el dinero al destinatario.

¿Qué necesitas para hacer una transferencia bancaria?

Cuanto tarda una transferencia bancaria

Hacer una transferencia bancaria es sencillo, pues tan solo tendrás que saber el IBAN o número de cuenta del destinatario, la cantidad que quieres traspasar y qué concepto llevará esta operación. Normalmente, las transferencias se realizan de forma gratuita, aunque hay bancos que las cobran (sobre todo, se da cuando es una transferencia de un banco a otro). En este caso, estamos hablando de transferencias SEPA, si bien a lo largo del post veremos cada supuesto específico. 

¿Y si no llega?


Que no llegue la transferencia bancaria a través de tu banco electrónico no es lo habitual. Sin embargo, lo primero es que, siempre que puedas, por si acaso, pidas un comprobante. En esta hoja, vendrán los datos del beneficiario, a qué banco se realiza la transferencia, los datos de la persona que hace el movimiento y su banco y, en definitiva, la justificación.

Tras hacerte con el comprobante, llama a tu banco para explicar al empleado que te atienda tu situación y que te indique cómo proceder. Una vez que te aporte la solución, revisa y monitoriza el estatus de tu transferencia en la aplicación o la web de tu banco. 

¿Cuánto tarda una transferencia bancaria?


En una transferencia bancaria existen diferentes plazos de ejecución que hay que distinguir. En primer lugar, las estándar son las más habituales y se llevan a cabo de forma ordinaria. De este modo, el plazo hábil será de un día, aunque puede haber excepciones, dependiendo del horario en el que se dé la orden o día en el que se haga, pues, si es festivo, tardará más.

Por otro lado, las transferencias inmediatas se hacen en tiempo real y son las más adecuadas, si necesitas que el dinero le llegue a tu destinatario de forma urgente. No obstante, estas transferencias pueden tener un coste como comisión. Ten en cuenta también que los bancos no están obligados a ofrecer estos servicios y, aunque el tuyo no tenga comisiones, para este tipo de transferencia, es posible que sí las cobre, aunque hay excepciones, pues existen entidades que las ofrecen ilimitadamente.

Los tiempos de demora de una transferencia bancaria, según sus tipos


Para conocer cuánto tarda en llegar una transferencia bancaria, es necesario valorar que existen factores distintos que influyen directamente sobre la demora. A continuación, vamos a ver los diferentes supuestos. 

1. Según si son o no del mismo banco


Las transferencias que se llevan a cabo dentro del mismo banco suelen generarse de un modo instantáneo, ya que se trata de transferencias que se producen de forma interna, por lo que se elimina la burocracia. Para la entidad, siendo la misma tanto la de origen como la de destino, no es más que un apunte contable.

Sin embargo, debes tener en cuenta que las entidades bancarias tienen una hora de corte, así como días inhábiles. En estos casos, la transferencia tardará un día, a menos que lo que estés realizando sea una transferencia inmediata, de las que se aprobaron en noviembre de 2017. Igualmente, si la transferencia se realiza entre bancos diferentes, suele tardar un día hábil, siempre y cuando se encuentren dentro del mismo país, que es el tiempo estándar.

2. De acuerdo con el destino geográfico de la cuenta


Dependiendo del punto geográfico que tenga la cuenta de destino, el plazo de demora de una transferencia puede ser mayor o menor. En el caso de las transferencias nacionales e internacionales en euros, el tiempo de ejecución es el de un día hábil. Esto se debe a la entrada en vigor de la SEPA, es decir, de la Zona Única de Pagos en Euros.

Por otro lado, tenemos que considerar el caso de las transferencias internacionales o, más bien, que la transferencia no se realice con la moneda del euro. En estos supuestos, tenemos dos tipos de transferencias, las swifts y las peer to peer. Las primeras tienen un plazo de entre 2 y 5 días de ejecución y se realizan mediante un código de identificación internacional de una cuenta bancaria. Las segundas tienen el mismo plazo que las nacionales o internacionales en euros, es decir, un día hábil, ya que su funcionamiento consiste en negociar divisas concretas emparejando personas. 

Transferencias vía Banco de España


Ahora que ya hemos hablado sobre los distintos tipos de transferencia, queremos profundizar un poco más en las instantáneas vía Banco de España, dado que, gracias a su rapidez, suscitan un gran interés. Como te hemos dicho, en primer lugar, no es obligatorio que tu banco te la ofrezca, ya que con la Ley de Servicios de Pago, las transferencias llegan ahora en, como máximo, un plazo de 24 horas, salvo las excepciones que hemos visto. Además de transferencias vía Banco de España, también reciben el nombre de transferencias OMF u órdenes de movimientos de fondos.

Para que puedas emitir una transferencia instantánea, como su nombre completo indica, la cuenta debe encontrarse en el Banco de España. Aunque su principal atractivo es la rapidez, tienes que tener en cuenta las consecuencias de este atributo, que es el hecho de que, al ser más veloces, son más difíciles de anular. También mira si tu banco te cobra comisión por ellas. Además, debes saber que, al ser instantáneas, solo podrás hacerlas en días laborables y horario de oficina. 

En definitiva, saber cuánto tarda una transferencia conlleva establecer una diferencia entre las urgentes, que te acabamos de mostrar, y las ordinarias. Ahora las transferencias tienen un tiempo estándar de un día, salvo en el caso de las inmediatas o que no se realicen en día hábil o fuera de horario. A su vez, tendrás que considerar la procedencia y el destino de la cuenta bancaria.