Show / Hide menu view Show / Hide user view
Close

Mejorar mis Finanzas Personales


Mantener las finanzas personales en orden no son siempre un objetivo sencillo de conseguir, ya que siempre pueden surgir imprevistos que nos obstaculicen el ahorro o nos causen otro tipo de problemas. Sin embargo, queremos darte algunas claves que te ayudarán a mejorarlas con el mismo salario que tienes ahora. ¡Presta atención!

¿Cómo puedes mejorar tus finanzas personales fácilmente?

Mejorar mis Finanzas Personales

Antes de pasar a darte unas claves para tu economía personal, un aspecto fundamental es conocerse a uno mismo. Siendo consciente de las circunstancias que tienes en tu vida y de cuál suele ser tu comportamiento frente al consumo o al ahorro, podrás conseguir dar el paso y mejorar tu propia economía.

1. Controla tus gastos


Es bastante frecuente, sobre todo desde que existe el auge del pago con tarjeta, pagar algo y olvidarnos de que hemos estado gastando, así como de la cantidad de la que nos hemos desprendido.

Aunque sean pequeñas cantidades, tienes que ser consciente de lo que gastas y en qué, solo así podrás gestionar adecuadamente la economía de tu hogar y la tuya propia, puesto que podrás realizar un análisis de qué gastos son imprescindibles y cuáles hay que dejar un poco de lado. Ayúdate, por ejemplo, de Excel o de un simple blog de notas. 

2. Revisa tus movimientos bancarios


Aprovecha que, con las bancas digitales, puedes revisar tus movimientos bancarios en cualquier momento, y hazlo con frecuencia para que no se te olvide ningún gasto y tener en cuenta qué recibos has pagado y cuánto, o si te han cobrado de más en algo. Tampoco se trata de que te obsesiones con esto, pero sí de tener un mayor control de tus gastos, tal y como te indicamos en el apartado anterior. 

3. ¡Sácale partido a la aplicación de tu banco!


De la mano del apartado anterior va el sacarle partido a la aplicación de tu banco. Las apps de las bancas digitales, nos aportan mucha información y son muy útiles a la hora de ser conscientes de en qué hemos gastado nuestro dinero, ya que se pueden categorizar los gastos, ver gráficas e incluso hacer previsiones. Te recomendamos aprovechar estas facilidades que nos dan las nuevas tecnologías para mejorar tus finanzas.

4. Calcula bien los plazos para devolver el dinero si pides financiación


En el caso de que necesites pedir financiación, procura calcular bien los plazos de devolución. Muchas veces, es preferible elegir un periodo más amplio antes que uno al que no le vamos a poder hacer frente. Siempre puedes amortizar cantidades anticipadamente y ahorrarte igualmente los intereses, mientras que en caso contrario podrías enfrentarte a los intereses de demora.

La financiación es una gran opción cuando surge un imprevisto, queremos darnos un capricho o necesitamos cierta solvencia, y los plazos de pago pueden integrarse perfectamente en nuestra contabilidad personal mientras los tengamos en cuenta. Tan solo recuerda la importancia de calcular bien cuánto necesitas y de ampliar los plazos de devolución si fuera necesario.  

5. Gasta menos de lo que ingresas


Entendemos que hay meses en los que no se puede, por ejemplo si necesitamos comprar algo que se ha estropeado, porque es el inicio del curso escolar, o por cualquier otra razón. No obstante, precisamente también para poder hacer frente a ese tipo de momentos y continuar ahorrando después, la línea general debe ser esta: gastar menos de lo que ingresas. Llevando el control de los gastos y evitando el sobreendeudamiento, podrás mantenerlos a raya más fácilmente.

6. Ten objetivos de ahorro, pero que sean realistas


Construir un colchón es algo que requiere tiempo, así que no pienses en reservar de golpe grandes cantidades de dinero al mes si te cuesta ahorrar. Procura, gastando menos de lo que ingresas, ahorrar pequeñas cantidades a final de mes, aunque sea muy poco. A lo largo de los meses, podrás ir viendo cuáles son tus objetivos de ahorro de forma realista y serás capaz de hacer previsiones que se cumplan, e incluso podrás plantearte ahorrar, ahora sí, cantidades algo más grandes. Solo tienes que tener un poco de paciencia al principio.

7. Esfuérzate más a principio de mes


Los primeros días son claves para el ahorro mensual. El control de los gastos debe focalizarse especialmente en los primeros días de cada mes, ya que esto será lo que durante el resto de los días te ayude a tener una constancia mayor.

8. Céntrate en el futuro a largo plazo


Cuando comiences a ahorrar para mejorar tus finanzas, ten siempre en mente el futuro a largo plazo. Por ejemplo, el hecho de plantearte que te quede dinero para la jubilación, entre otros posibles objetivos.

9. Compara antes de gastar


El consejo de comparar antes de gastar va desde el pago de la luz, del teléfono y de las facturas en general, hasta cualquier compra que hagamos. Es importante no gastar a la ligera, sino ir comparando y poco a poco, conociendo los productos que más nos convienen. 

10. Cuidado si inviertes


Ten cuidado si decides invertir. En primer lugar, tienes que evaluar los riesgos, ya que dependiendo de la cantidad que ganes al mes te convendrá optar por productos más conservadores o por otros algo más arriesgados. Por otro lado, no firmes nada que no entiendas. Muchas veces, caemos en el error de contratar productos que no terminamos de comprender cómo funcionan, y esto puede ser perjudicial para nuestra economía personal.

Además, como consejos generales te recomendamos no comprar inversiones que estén de moda y no comprar acciones del lugar donde trabajes. A ser posible, si compras acciones, intenta también mantenerlas a largo plazo y diversificar.

Las finanzas personales pueden ser caóticas si no terminamos de tener un control total sobre nuestros gastos. En ocasiones, resulta complicado estar tan pendiente, pero realmente es un hábito que se construye rápido en cuanto comenzamos a esforzarnos un poco y cumplimos estos sencillos consejos. Además, cuando comiences a ver sus frutos, te motivarás para seguir en la misma línea y te resultará mucho más fácil ser un buen ahorrador.