Show / Hide menu view Show / Hide user view
Close

¿Qué es Google Pay?


Google Pay es una plataforma de pago creada por el mundialmente famoso buscador de internet. Descubre todas sus características y ventajas en este post.

¿En qué consiste Google Pay?

Que es Google Pay

La aplicación se creó en 2018 con el objetivo de unir Google Wallet y Android Pay. Si la instalas, podrás utilizar tu teléfono móvil, reloj inteligente o dispositivo que disponga de NFC para pagar en un establecimiento físico u online. Igualmente, su uso es admitido por algunas aplicaciones.

El paso de los años permitió ir perfeccionando su funcionamiento. Ahora es posible añadir tus tarjetas de crédito o débito y de embarque. También puedes utilizar tarjetas de fidelización y sincronizar la aplicación con tu cuenta de Gmail. Asimismo, puedes usarla para enviar dinero a familiares o amigos.

Para pagar en una tienda física, se utiliza la tecnología sin contacto gracias al chip NFC que incorpora tu móvil. Tan solo necesitas acercar tu dispositivo al datáfono. El pago se realizará automáticamente. Cada transacción genera un código específico que sustituye al de tu tarjeta real.

Es este número virtual el que se comparte con el establecimiento y no el de tu tarjeta. Así, la seguridad de tus datos está totalmente garantizada.

¿Qué debes hacer para configurar la aplicación?

Hay dos métodos distintos. Ambos se entienden con facilidad. Escoge el que mejor se adapte al uso que puedas hacer de la aplicación.

Google Pay desde el navegador

Tienes que entrar en la web de la plataforma. Busca la sección de métodos de pago (a tu izquierda) y pulsa para añadir un nuevo sistema de pago.

Se te pedirá que rellenes los datos de tu tarjeta (fecha de caducidad, código de seguridad, etcétera). Una vez completados, podrás realizar pagos en internet, pero no en tiendas físicas. Este paso te ahorra que una tienda almacene tu tarjeta de crédito o tener que rellenar los datos manualmente para abonar un pedido.

Google Pay desde la aplicación móvil

Debes descargártela en Google Play Store o en App Store (dependerá del sistema operativo de tu teléfono). Utiliza el buscador para encontrarla y pulsa para instalarla. No olvides que has de aceptar las condiciones y la política de privacidad. Pulsa sobre los enlaces correspondientes para leer ambos textos.

Si has seguido el paso del apartado anterior, al pulsar sobre pago ya te aparecerá la tarjeta. Es el momento de configurar el sistema contactless. Pulsa en "añadir método de pago" (abajo dentro de la sección de pagos) y escanea tu tarjeta o introduce los datos de forma manual.

Enciende la conexión NFC de tu móvil. Acercando el teléfono al datáfono es suficiente para pagar como si lo hubieras hecho pasando la tarjeta. En la aplicación aparecerá el nombre del comercio y el importe de lo que abones. Podrás repasar los pagos realizados y cada entrada tendrá la misma validez que el ticket de compra en caso de que surja algún problema.

¿Aceptan los bancos este sistema de pago?

Sí. Además, Google se esfuerza por ir añadiendo más entidades progresivamente. La aplicación no te cobrará ninguna comisión por su utilización. Solo abonarás las que tu banco estipule para el empleo de tu tarjeta.

Sin embargo, has de saber que algunas tarjetas no son compatibles. La aplicación te informará de este problema cuando intentes registrar tu tarjeta.

¿Cómo puedes saber si un establecimiento acepta Google Pay?

Se suele colocar un adhesivo en la zona de cajas en el que aparece el logotipo del sistema. Lo habitual es que puedas utilizar esta aplicación sin problemas. El comercio cobrará directamente de tu banco. La aplicación es una cartera virtual, por lo que está siendo cada vez más aceptada en todo tipo de negocios y empresas.

¿Qué ocurre si te roban el teléfono o lo pierdes?

Tal y como te comentábamos en líneas anteriores, la información está encriptada para preservar tu seguridad. No obstante, es posible que pierdas tu teléfono o que te lo roben. En estos casos, tienes que acceder a la web y pulsar en "encontrar mi dispositivo". Google se encargará de bloquearlo y de borrar toda la información que podría utilizarse para extraer tu dinero sin tu consentimiento.

El futuro de la aplicación

Gracias a las actualizaciones, será posible dividir una factura para pagar a partes iguales. Por otra parte, la inclusión de recompensas por su uso es muy esperada por sus usuarios.

Pero si por algo destacará la nueva versión de Google Pay, es por la posibilidad de gestionar todas las cuentas que tengas desde la aplicación. Contarás con la opción de saber cuánto te gastas en cada concepto y de consultar informes de tu economía muy detallados. Además, entre otras funciones, se te permitirá realizar transferencias, mover dinero entre tus cuentas y bloquear tarjetas de crédito.

En definitiva, se tratará de usar una única aplicación para conocer, en segundos, el estado de todas tus cuentas. El empleo de elementos gráficos y la apuesta por un diseño amable jugarán a tu favor, ya que conseguirás una imagen más visual de tus finanzas.

A ello contribuirá que los bancos lancen al mercado cuentas compatibles para compartir la información con la plataforma. No has de dudar sobre la seguridad de todo este proceso. Al fin y al cabo, tu teléfono Android funciona gracias a Google y tu seguridad sigue siendo la misma.

Las múltiples posibilidades que ofrece Google Pay la convierten en una pasarela de pagos distinta. Unificar todos los servicios posibles en una única aplicación supone un ahorro de tiempo que has de tener en cuenta.

Todo dependerá de tu grado de adaptabilidad a la banca móvil o de si prefieres seguir pagando como hasta ahora. Es de esperar que el sector reaccione de alguna manera y dé su beneplácito a la idea de Google. La competencia entre opciones similares será bastante dura. Sin embargo, cuanta mayor variedad exista, más oportunidades tendremos de elegir la que más nos agrade.

Esperamos haberte dado a conocer todas las claves de Google Pay, una aplicación que, probablemente, terminarás por instalar en tu teléfono móvil.  Ahora que tienes menos dudas al respecto, quizás te animas a probarla.