Show / Hide menu view Show / Hide user view
Close

¿Qué es Samsung Pay?


Samsung Pay ha conseguido revolucionar el mercado financiero gracias a su eficacia. Te contamos todas sus características y ventajas a continuación.

Samsung Pay: una forma de pago rápida y segura

Que es Samsung Pay

Se trata de una aplicación para teléfonos móviles de la marca y para otros compatibles. Tras incluir tus tarjetas de débito o crédito, podrás usar tu teléfono o reloj inteligente para pagar sin contacto en los establecimientos que lo permitan. Con cada compra que hagas conseguirás puntos que podrás canjear por diversos premios.

¿Cómo puedes saber cuáles son los dispositivos compatibles?

Consultando la web de la aplicación. Si tu dispositivo no es del mismo fabricante, compruébalo descargándote la app. Automáticamente se te indicará si es compatible o no.

¿Cómo se registra cada tarjeta en la aplicación?

Abre la aplicación y selecciona la opción «añadir tarjeta». Utiliza la cámara para hacer una fotografía por ambos lados de la que quieras añadir. Introduce los datos manualmente o vía NFC (debes acercar tu tarjeta a tu teléfono). Acepta los términos y condiciones. Recibirás un SMS con un código que se autocompletará. La aplicación te confirmará que ya has registrado tu tarjeta.

¿Cómo se paga con Samsung Pay usando tu teléfono móvil?

Selecciona la tarjeta que quieres emplear para el pago. El sistema te solicitará alguna medida de seguridad. Podrás utilizar tu número pin o la autenticación biométrica (tu iris o huella dactilar). Acerca el teléfono al datáfono y, si tienes fondos o crédito disponible, se aceptará el pago.

¿Qué debes hacer para pagar con tu reloj inteligente?

Has de registrarte en Samsung Wearable y acceder con los datos de tu cuenta. Añades la tarjeta que quieras y un pin (tienes que confirmarlo en tu reloj). El proceso para incorporar tu tarjeta es el arriba descrito. Introduce el código que se te enviará por SMS. Recibirás una notificación sobre el correcto registro de la tarjeta.

En el comercio, introduce el pin y acerca el reloj al datáfono. El pago se realizará de forma automática.

¿Puedes consultar las compras realizadas?

Sí. El sistema guarda las 10 últimas para que puedas revisarlas. Solo tienes que pulsar sobre la tarjeta que quieras para comprobar tus pedidos. Así, no tendrás que guardar los resguardos en caso de de que surja algún problema.

Ventajas y otras características de este sistema de pago

Aparte de la comodidad, destaca la indudable seguridad de cada transacción. Esta es posible gracias a:

  • Un sistema que te ofrece la misma cobertura que tu tarjeta física.
  • La autenticación de cada pago. De no existir, no podrás pagar.
  • La encriptación de la información. El pago se realiza, pero se encripta el número de la tarjeta. Incluso si te roban el teléfono, no podrán saber cuál es el número completo.
  • Samsung Knox. La marca monitoriza constantemente el funcionamiento de tu teléfono. El objetivo es preservar la seguridad de cada transacción.


Además, puedes añadir tus tarjetas de fidelización para seguir acumulando puntos. Solo tienes que escanear el código QR para conseguirlo tras cada compra. Igualmente, las Samsung Rewards son bastante interesantes. A más pagos, más posibilidades de convertirte en cliente oro y disfrutar de un mayor número de beneficios.

¿Aceptará tu banco esta aplicación?

Samsung especifica cuáles son las entidades financieras que colaboran en el proyecto. Se te recomienda revisar esta información. Lo habitual es que sí.

¿Conlleva el pago de algún tipo de comisión?

No. La plataforma no te cobrará nada por realizar cualquier tipo de operación. Lee bien las condiciones de tu banco por si pudieran pasarte algún cargo al respecto.

¿Cuál es el grado de aceptación de Samsung Pay?

Al día se llevan a cabo más de 50 000 operaciones en España. De hecho, cada vez más comercios apuestan por este sistema. Hacerlo supone ganar tiempo y evitar tener que estar metiendo y sacando tu tarjeta de la cartera.

¿Por qué ha tenido tanto éxito?

Porque, tal y como indica el fabricante, un estudio reciente confirma que un 70 % de personas prefiere un único medio de pago. Lo de utilizar distintas aplicaciones, tarjetas y métodos no resulta práctico. Usar una sola plataforma no deja de ser la mejor alternativa para evitarte problemas.

¿Cuándo comenzó a emplearse en España?

En 2015. Desde entonces, su crecimiento ha sido imparable. Que la marca haya apostado por aumentar su compatibilidad ha contribuido a su éxito. Su eficacia es siempre digna de tener en cuenta si quieres apostar por una alternativa fácil de usar y moderna.

¿Se acepta en otros países?

Sí. También puedes utilizar Samsung Pay cuando salgas de viaje. Dada su seguridad, evitarás el robo de tus datos. En este sentido, has de saber que se trata de una de las aplicaciones más usadas en los países occidentales.

¿Sigues teniendo dudas?

Es posible que todavía no confíes plenamente en la plataforma. Si es así, recuerda que:

  • Llevar tu tarjeta en la cartera permite que te la roben más fácilmente.
  • Hay aplicaciones que pueden clonar tu tarjeta en segundos.
  • El chip de tu tarjeta es susceptible de ser atacado vía bluetooth o por una red inalámbrica de internet.


Si llevas tu tarjeta grabada en tu teléfono con el beneplácito de tu banco, estarás protegiendo tus fondos eficazmente. La encriptación de la información es una medida ideal para evitar graves imprevistos, como el robo o el uso fraudulento de tu tarjeta.
Seguro que la información anterior es suficiente para convencerte de la idoneidad del sistema. En caso de duda, consulta con tu banco. No renuncies a disfrutar de una nueva manera de pagar en cualquier comercio. Utilizar tus dispositivos móviles supone un avance de lo más interesante para la seguridad de tus operaciones.

Samsung Pay es una aplicación que incluye todo tipo de recursos para que te sea más fácil utilizar tus tarjetas. La última decisión es tuya. Seguro que eliges la que mejor se adapte a tus necesidades específicas. Convierte tu teléfono en una cartera virtual y gana un tiempo precioso sin poner en riesgo tu seguridad. Seguro que no tardas en acostumbrarte al uso de una alternativa que no deja de evolucionar.