¿Por qué la entidad puede pedirle documentación sobre su identificación?

La Ley 10/2010 sobre prevención del blanqueo de capitales y de la financiación del terrorismo impone a las entidades la obligación de identificar a todos sus clientes y personas con las que mantengan relaciones de negocio o realicen cualesquiera operaciones, estableciendo la prohibición para las entidades de mantener relaciones en caso contrario y estando prohibido la realización de operaciones con personas anónimas o con nombres ficticios.